ENTRENAMIENTO

El propósito del entrenamiento es llamar la atención de la importancia de la diaconía en la iglesia. En este entrenamiento nos centramos en la misión diaconal que tiene cada iglesia y cada cristiano. No solo un grupo en la iglesia es responsable para servir sino todos estamos llamados para el diaconado, para el servicio. Como iglesia no podemos quedarnos en las cuatro paredes sino tenemos que salir y servir a los hermanos de la iglesia y a la comunidad alrededor de la iglesia.

El entrenamiento consiste de tres niveles: explorar, profundizar y aplicar. En la primera parte del entrenamiento nos enfocamos en 'EXPLORAR' la historia de la iglesia y de la Diaconía, y miramos la teología de la diaconía. Estos tres elementos contienen mucha teoría y funcionan como una base para el resto del entrenamiento. Tener conocimiento de la historia de la iglesia y de la diaconía ayuda para entender de dónde viene la tradición presbiteriana y porque razón tenemos por ejemplo diáconos como cargo oficial en la iglesia. La teología de la diaconía ayuda para saber el origen de la diaconía en la Biblia y en cuales contextos la palabra diaconía esta usada. De esta manera los participantes desarrollan una base bíblica de la diaconía.

Después la exploración de estos temas, el entrenamiento continuo con la 'PROFUNDIZACIÓN'. En esta parte nos enfocamos en ‘ser iglesia – ser cristiano’ donde aprendemos en que consiste una iglesia bíblica y qué lugar tendría la diaconía en la iglesia. En este parte hay muchas tareas prácticas en donde los participantes hacen estudios bíblicos en grupos y en donde las iglesias piensan sobre algunas preguntas: ¿Cómo es el contexto de mi iglesia local?, ¿Cuáles son nuestros talentos y quien es el prójimo de la iglesia?

En el tercer nivel 'APLICAR' las iglesias hacen un plan de trabajo para una actividad diaconal usando todo lo que han aprendido durante el entrenamiento para hacerlo en la práctica.

En total la duración del entrenamiento es 15 horas, 2 días completos. El entrenamiento es para diáconos, ancianos, pastores y ministros. Después del entrenamiento los líderes de las iglesias locales tienen la responsabilidad de informar, entusiasmar e involucrar a todos los miembros de su iglesia en la labor diaconal porque todos somos diáconos. ■

gallery/bluetransparent

entrenamiento

IGLESIAS VISIBLES, REFLEJANDO EL AMOR DE CRISTO EN PALABRA Y OBRA

gallery/entrenamiento1