Semillas del Futoro

La Iglesia Central ‘Casa de Vida’ en Ibagué. Está haciendo una intervención diaconal en un barrio de invasión llamado ‘Semillas del Futuro’. Ellos ofrecen un programa en donde palabra y obra van de mano. Pastor Pedro Antonio Goméz quiere compartir su experiencia. ¡Ve el video!

gallery/bluetransparent

testimonio & inspiración

IGLESIAS VISIBLES, REFLEJANDO EL AMOR DE CRISTO EN PALABRA Y OBRA

El Programa de Refuerzo Escolar y Alimentario P.R.E.A. nace en septiembre de 2004, como la obra social de la Primera Iglesia Presbiteriana de Bogotá. El Pastor German Suárez, junto con algunos estudiantes del seminario de teología en Cifal, dieron inicio a la búsqueda en apoyo para la apertura de un grupo de 30 niños de escasos recursos del sector. En el momento contamos con 70 niños y una experiencia de más de 10 años, que se sigue enriqueciendo con el trabajo y labor que se realiza para los niños y comunidad.

 

En medio de estos años, se han presentado diferentes situaciones. Las mejores de ellas, son la provisión de Dios en todo momento para el sostenimiento del programa en general, también los resultados que se ven solo con el paso de los años, en niños, niñas y familias que han llevado un proceso. Hemos trabajado porque la comunidad conozca a un Dios de amor que quiere acompañarles y guiarles, y aquí en las labores diarias, junto con el apoyo de la iglesia y demás personas, se ha podido enseñar y dar a conocer a ese Dios que nos ama. Podemos pensar que cuando hablamos de niños de escasos recursos, nos referimos solamente a niños que no cuentan con las necesidades básicas de supervivencia, pero aquí, cuando hablamos de escasos recursos, nos referimos a toda carencia de afecto y de acompañamiento emocional y espiritual. Cuando se enseña en los niños que son importantes, que sus ideas valen y que también aprendemos de ellos y junto a ellos, logramos no solo ganar su confianza, sino hacer que también confíen en ellos, en que pueden lograr cosas que los ayuden a ser mejores personas y que no están destinados a repetir la misma historia en sus vidas. P.R.E.A. es un lugar de libertad, donde no se enseña bajo el temor, sino en el respeto al otro, en el amor, en que primero es el otro, en que no se castiga por decir la verdad, al contrario si dices la verdad se pueden solucionar mejor las cosas, más si mientes, tendrás que afrontar consecuencias que a veces
 

son más complejas y tristes y no ayudan a crecer, porque te acostumbras a mentir por temor a... Este programa sigue mejorando y entendiendo que también debe aprender para crecer y la única manera de hacerlo, es mantenernos en la conciencia de escuchar lo que Dios quiere mostrarnos para poder seguir avanzando a su próxima lección de amor.

 

No son fáciles a veces otras circunstancias, en donde se piensa en los recursos materiales, en donde se desanima por no ver resultados inmediatos o en momentos en donde se siente que simplemente se está solo, la verdad es que es nuestra condición humana, que tiende a jugarnos estas malas pasadas, pero lo seguro de todo esto es que la satisfacción infinita que se siente por ayudar al otro, no tiene ninguna comparación con los instantes de dudas y desánimos que se puedan presentar. Dios siempre está con nosotros.

 

Por último, el mayor reto de todos, tiene que ver con lo que debemos aprender. A veces por el hecho de creernos poseedores de la verdad, o en el afán de querer enseñar, olvidamos que realmente los que más necesitamos aprender de todos estos procesos, somos nosotros mismos y que aunque tengamos experiencia, siempre debemos estar abiertos a la inmensa posibilidad que estamos aprendiendo más, de lo que estamos enseñando. Con el paso de los años, nuestro programa ha crecido, pero ha crecido porque hemos reconocido que no sabemos más que el otro, que nos miramos igual y entendemos que todos somos parte de este proceso, en el camino que Dios trazó para que aprendiéramos y creciéramos. Así que, la mayor bendición para los que trabajamos para el Reino de Dios, es que día a día y momento a momento, estamos aprendiendo en amor, para crecer y darnos a los demás de la mejor manera posible. Eso es cumplir con uno de los propósitos de Dios para nuestras vidas. Servir en amor, aprender y crecer junto a los demás. ■

Enseñado en Amor - Jessica oviedo

gallery/jessica
gallery/prea1
gallery/prea2
gallery/prea3

palmar de varela

La Primera Iglesia Presbiteriana de Palmar de Varela (Atlántico) esta trabajando con el adulto major. En el video la iglesia esta explicando que hace y tambien comparte su experiencia de empezar con un trabajo diaconal. ¡Ve el video!

VILLARICA - EL ADULTO MAYOR

El programa diaconal de la iglesia de Villarica.

VILLARICA - SEMILLAS DE FE

El programa diaconal de la iglesia de Villarica.

MEDELLÍN - RESCATARTE

El programa diaconal de la iglesia Central en Medellín (IPREM).

BOGOTá - IGLESIA CENTRAL

El programa diaconal de la iglesia Central de Bogotá.

Barranquilla - LOS OLIVOS

El programa diaconal de la iglesia de Los Olivos en Barranquilla

SAN PEDRO - IGLESIA CENTRAL

El programa diaconal de la iglesia Central de San Pedro de Urabá

LOS MORALES - ESCUELA BETESDA

El programa diaconal de la iglesia de Los Morales, Cordoba.

Betania - MANANTIAL DE VIDA

El programa diaconal de la iglesia de Betania en Urabá.

VALENCIA - SEMIllas de Amor

El programa diaconal de la iglesia de Valencia, Cordoba.

Montería - Canasta de Amor

El programa diaconal de la iglesia de Pueblo Nuevo, Urabá.

Montería - TEJIENDO SUEños

El programa diaconal de la iglesia La Paz en Montería.

Montería - Canasta de Amor

Un ejemplo bonito de que manera la canasta de amor también puede servir como programa diaconal en donde la iglesia esta serviendo hacia la comunidad.

MEDELLÍN - CARAMBOLAS

El programa diaconal de la iglesia de Carambolas en Medellín.

Supatá - LA NATURALEZA

La iglesia en Supatá esta limpiando la naturaleza. Asi la iglesia esta visible enfatizando que tenemos que cuidar la creación de Dios.